sábado, 3 de diciembre de 2011

Ideología y fenomenología: unidos por el azar


Mi Ideología? Eso es para el vulgo, demagogia. Los problemas de un gobierno y de un estado no responden a soluciones retóricas. Aunque pensándolo más detenidamente, si bien la ideología tiene poco que decir sobre problemas aislados sí tiene algo que decir sobre el acumulado de estos los cuales exigen un conjunto de soluciones en sinergía y ajustadas a un ideal de sociedad. Curiosamente, problemas que en principio eran aislados ahora tienen soluciones correlacionadas por la simple razón de sus implicaciones ideológicas v.g. republicanos y demócratas tienen diferentes opiniones sobre la solución del tráfico vehicular. Luego la filosofía política (subconjunto este dentro del conjunto de vertientes políticas) no solo responde a la necesidad de solucionar problemas correlacionados sino también termina por correlacionar soluciones a problemas otrora aislados. Se puede decir que la ideología y su praxis tienen como fin dar significado al universo epifenoménico. La naturaleza abierta y por ende absurda del tributo es el mejor ejemplo de esto: cuando el ministro de Hacienda británico Gladstone interrogó a Faraday sobre la utilidad práctica de la energía eléctrica este contestó "Sir, un día podrá usted gravarla con impuestos".
Publicar un comentario