sábado, 31 de marzo de 2007

Comentarios fragmentados sobre "Apocalípticos e Integrados", de Umberto Eco

Leer a Umberto Eco siempre me hace pensar en Atlas...

Con motivación de poner otra temática (si sera en realidad tan diferente?) (esto no quiere decir que la otra haya quedado concluida!) pongo como semilla de diálogo algunas ideas sugeridas por la lectura de "Apoc. e Integ." de Umberto Eco. A veces son interpretaciones de la lectura, a veces tienen un sentido un poco crítico (me cuide de no hacerlo explícito ó mi cabeza terminaría rodando...).

Antes que todo es preciso recordar que en el ensayo "Apocalípticos e integrados" la palabra cultura es tratada inicialmente en su sentido históricamente original; como objeto de valor y gradualmnte toma el sentido contemporáneo de complejo de producción, distribución y consumo de significaciones.

La oposición a la cultura de masas no implica univocamente el elitismo cultural. La clave para entender esto se encuentra en observar que la asimetría del saber cultural no tiene porque tener un caracter exclusivamente vertical (elitista, aristocrático, etc.); por el contrario, puede obedecer a una heterogeneidad horizontal (relaciones de antagonismo y complementariedad funcional). Esto hace que se pueda tener una visión analíticamente análoga a la citada frase de Heraclito, pero sin caer en una concepción radicalmente vertical del valor de la cultura. La cultura como valor puede tener un sentido elitista cuando se plantea como medio de superación individual o de clase, y tendrá un valor universal cuando se plantea como medio de superación universal. Estos usos de la cultura se presentan como complementarios desde una perspectiva evolutiva del conjunto humano.
-------------------------


El sentido original en que Eco introduce a los Apocalípticos es el de aquellos que tienen una vision elitista del sentido y valor (para un elitista el valor = sentido) de la cultura. Estos naturalmente ven apocalípticamente el advenimiento histórico de la cultura de masas. Por otro lado Eco define originalmente a los Integrados, como aquellos que no consideran la popularización de la cultura como una amenaza al valor cultural, por lo contrario, le dan la bienvenida.

Acto seguido Eco pretende establecer una relación natural (sin argumentación) entre los integrados y una actitud acrítica frente al contenido de la información. Y entre los Apocalípticos y una actitud crítica frente al contenido de la información.
Antes que oponerme a la anterior asociación, me gustaría explorar la naturaleza de esta asociación más alla de la sugerencia empírica directa (desde una visión funcionalista-adaptativa, psicológica1?...) y en esa misma medida su dominio de validez.

Eco recalca que estas dos actitudes pueden ser opuestos complementarios, no necesariamente opuestos antagónicos.
-------------------------
Quizá la vision apocalíptica de la humanidad, referente frecuente en la narrativa contemporanea, no sea más que la adaptación del recurso literario casí inevitable del devenir conflictivo del protagonista, a un lector heterogeneo, propio de la cultura de recepción amplia, de nuestros tiempos, y que no tiene otra forma más que llamarse Humanidad. Si es así, entonces el sentido apocalíptico no es precisamente un síntoma de nuestro tiempo, pero una simple adaptación moderna de un viejo esquema narrativo.

Por último obsérvese que la crítica a la comunicacíon de masas se hace cada vez más anecdótica en la medida que, en general, la produccíon y el consumo de masas es gradualemente reemplazado por nuevas condiciones de producción, distribución y consumo: la industria subcultural (welcome to Internet ! ).

1 consideracion que implicaria un limite (con una fijación meramente fisiológica) a la universalidad de actitudes individuales o sobre los CAS en un sentido más general.
Publicar un comentario